Unibet bono de bienvenida

Puedo decir que, con cierta confianza, me he sentado en la mayoría de los 11 juegos del campeonato mundial de ajedrez entre Magnus Carlsen y el retador, Sergey Karjakin, en Nueva York, incluido un épico décimo juego que se extendió durante seis horas nerviosas y Unibet convincentes. hasta que Carlsen finalmente encontró un camino a través de la niebla de batalla.

Luego, ambos jugadores parecían destrozados. Cualquier persona que todavía esté mirando a la 1.30 de la madrugada del viernes, hora del Reino Unido, habría sabido cómo se sintió. Revisión de Magnus: perfil de ‘Mozart de ajedrez’ Leer más

La Federación Mundial de Ajedrez afirma que más de mil millones de espectadores He sintonizado en la televisión o Unibet bono de bienvenida en línea, lo que Unibet obviamente es una imitación, tomado de la escuela de ilusiones del COI y de la FIFA.Aun así, las cifras de televisión para el último partido del campeonato mundial de Carlsen contra el indio Vishy Anand en 2014 (que incluía a aproximadamente la mitad de la población de Noruega y entre 80 y 100 millones de personas en la India) fueron alentadoras. Sugieren que incluso en una era en la que se están lamentando cada vez más los intervalos de atención; sobre las masas que desean una gratificación instantánea cuando ven deportes y las consecuencias en Unibet términos de la caída de las figuras de la Premier League y la NFL, todavía hay personas que aprecian la emoción de la lentitud.

Durante años, cocineros y amantes de la comida hicieron hincapié en las alegrías. de comida lenta.Ver a Carlsen y Karjakin, y luego levantarse temprano durante el fin de semana para entrar y salir de la tercera prueba entre India e Inglaterra, proporcionó una reafirmación positiva de las virtudes de Slow Sport, tiempo para respirar y madurar.

He visto la mayor parte del partido en el sitio web Chess 24, escuchando al gran maestro rusa Peter Svidler repasando variaciones y complicaciones casi místicas con el Unibet fuerte jugador alemán Jan Gustafsson.

Svidler es un enorme cricket los fanáticos y sus discusiones frecuentemente se convierten en tangentes, como si Pokemon Go es una herramienta de vigilancia secreta para la CIA. Él podría haber aprendido uno o dos trucos de Test Match Special.Por supuesto, hay quienes sostienen que el ajedrez no es un deporte, lo que parece ser una postura cada vez más extraña en una era en la que los deportes electrónicos que golpean los botones están en marcha y Unibet cuando se encrespa, cuencos de césped y dardos, también más pruebas de habilidad y valor que Vo2 max: reciben un viaje gratis.

También ignora las tensiones psicológicas únicas de sus jugadores. Un testigo del partido del campeonato mundial de 1951 entre Mikhail Botvinnik y David Bronstein, por ejemplo, señaló que al final de cada juego “Bronstein, y en menor medida Botvinnik, probablemente se vería envuelto en gotas de sudor.Ese fue su trabajo “. Durante la Maratón de Moscú entre Anatoly Karpov y Garry Kasparov, durante cinco meses y 48 juegos, Karpov perdió 10 kg de peso.

Botvinnik, un no fumador, solía prepararse para algunos eventos al alentar a su compañero de entrenamiento a fumar mucho mientras jugaban para que se Unibet aclimatara a los fumadores que se enfrentaban, mientras que él iba a patinar para mejorar su resistencia.

La preparación ha aumentado una muesca o dos desde entonces, con el Athletics Weekly de esta semana observa cómo Carlsen realiza carreras regulares de 30 a 60 minutos en una caminadora inclinada, yoga y fútbol para prepararse para los torneos difíciles, mientras que Karjakin ha castigado sesiones de entrenamiento con la ex semifinalista de tenis del Abierto de EE. UU., Anna Chakvetadze. Campeonato de ajedrez: la intriga política está al acecho cuando la batalla llega a la mitad del camino. Leer más

Lo necesita, porque Carlsen trata cada partido como un interrogatorio.Incluso cuando el juego parece completamente seco, y el oponente parece haber Unibet respondido todas las preguntas con fluidez, el noruego generalmente encuentra la manera de hacerle cuestionar su posición y la de él mismo.

Y en una era de intensa preparación para la computadora, Carlsen adopta un enfoque diferente: ir donde sea posible al territorio virgen en lugar de la novedad teórica en el movimiento 38. Quiere hacer un examen, no una prueba de memoria. Como explica Frederic Friedel, cofundador de la compañía de software de ajedrez Chessbase, su juego es “como un jugador de tenis que se acerca a Wimbledon con una raqueta de madera antigua y ganadora”.

Hasta ahora, sin embargo, El nerveless y alegre Karjakin lo ha hecho admirablemente. Pero la presión está aumentando. El juego 11 del sábado por la noche se realizó, lo que significa que el partido podría decidirse en el último juego clásico del lunes por la noche.Si se sortea este juego, el juego cambiará a los juegos rápidos o de blitz, lo cual es un poco como decidir quién Unibet gana una serie de pruebas dibujada al jugar un partido de un día o Twenty20.

Incidentalmente después del juego 11 Carlsen Se le preguntó a la vieja pregunta: “¿Qué es el ajedrez: un deporte, un juego, una ciencia o un arte?” Sonrió y dio una respuesta tan aguda como sus trajes. “El ajedrez es definitivamente un deporte más que cualquier otra cosa”, dijo. “Por supuesto, el trabajo que he hecho en casa tiene que ver con la ciencia, pero tengo miedo de encontrar arte al que tendrías que ir a otro lugar, ya que se trata principalmente de Unibet encontrar el resultado correcto”.

Ganar es todo, mira. Hablado como un verdadero deportista.